domingo, 15 de octubre de 2017

Reseña | La caricia del infierno - Jennifer L. Armentrout

Título: La caricia del infierno
Título original: Stone Cold Touch
Autora: Jennifer L. Armentrout
Saga: Los elementos oscuros #2 (2/3)
Editorial: Plataforma Neo (Uruguay distribuye Origen)
Traductor: Miguel Trujillo
ISBN: 9788417002268
Precio: $590
Número de páginas: 467
Edición: Tapa blanda con solapas
Sinopsis: Layla Shaw intenta arreglar su vida hecha añicos, tarea complicada para una adolescente convencida de que las cosas ya no pueden empeorar más. Zayne, su atractivo mejor amigo, está fuera de su alcance debido a misterioso poder para robar el alma cuando besa a alguien. Los Guardianes, que siempre la han protegido, de repente ocultan peligrosos secretos. Y no se puede permitir pensar en Roth, el sexy príncipe demonio que la entendía como nadie lo había hecho antes.
Pero a veces tocar fondo es solo el comienzo. De repente, los poderes de Layla empiezan a desarrollarse y por fin recibe la tentadora oportunidad de experimentar lo que hasta se le había prohibido. Entonces, cuando menos se lo espera, Roth regresa, y trae consigo noticias que podrían cambiar su mundo irremediablemente. Por fin consigue lo que siempre ha deseado, pero con el infierno desatándose literalmente sobre la Tierra y el aumento de los asesinatos, el precio podría ser más alto de lo que Layla está dispuesta a pagar. 

SIN SPOILERS
(Contiene spoilers del libro anterior, de hecho la sinopsis ya lo es)

La caricia del infierno es la segunda parte de la trilogía Los elementos oscuros escrita por Jennifer L. Armentrout. Empieza con El beso del infierno y finaliza con El suspiro del infierno.
Cada caricia tiene su precio.

Ay... ustedes no saben lo que yo estaba esperando esta segunda parte de Los elementos oscuros, y les digo desde ya que estoy NECESITANDO -sí, así en mayúsculas- el tercer y último libro. No hay derecho de dejar los finales tan abiertos, tan impactantes y tan desesperantes. Mi cabeza no para de maquinar porqué lado irán las cosas en el último libro.

La caricia del infierno empieza dos semanas después del final del primero. Layla quiere arreglar su vida que terminó hecha pedazos en el final del primer libro. Para estar segura de que todos estamos en la misma sintonía, repasemos rápido lo que pasó en el primer libro. Layla fue criada con los Guardianes, dado que es mitad Guardiana, mitad demonio. Los Guardianes son una raza de gárgolas destinadas a proteger a los humanos de los demonios. Ella lleva toda la vida enamorada de Zayne, -su mejor amigo Guardián-, pero está fuera de su alcance porque él sólo puede estar con otra Guardiana, y además, Layla tiene la habilidad -o la maldición- de robar el alma cuando besa a alguien. Eso no le pasa cuando besa a Roth, un príncipe demonio al cual tendría que marcar, pero no lo hace, y entre ellos se crea una especie de relación que termina abruptamente cuando él se sacrifica y va directo a las fosas del Infierno. Y hasta ahí sería lo que pasa en el libro anterior. En este libro, vemos como Layla sufre por Roth que ya no está, por Zayne a quien no puede besar y por el lío en el que se convirtió su vida. Pero de un momento a otro Roth aparece, trayendo noticias que cambiarán el mundo de forma irremediable. Y no sólo el mundo cambia, Layla también está cambiando. Sus poderes empiezan a desarrollarse, y algo que hasta hora estaba prohibido se volverá en permitido. 
Layla tendrá que decidir entre lo que quiere y lo que debe hacer, teniendo en cuenta que el Infierno está desatándose sobre la Tierra y los asesinatos que ocurren son un precio muy alto a pagar. 

¿Ven lo que les digo? ¿Es posible que en un libro se desarrollen tantas cosas? Además de que de una vez dejo dicho que las segundas partes sí son buenas. Este sobrepasa por lejos a su predecesor, y le deja la vara muy alta al siguiente. Como pueden ver, la gran parte del libro se centra en Layla, en cómo  hace para salir adelante y sobrellevar todo lo que aparece en su camino. Por un lado está deprimida porque Roth no está en su vida, y porque él era la única persona que la entendía. Zayne, sin embargo está más protector que nunca y se está acercando demasiado a ella. Para más inri, la serpiente de Roth, Bambi, se divierte subiendo por su cuerpo en forma de tatuaje. La evolución que tuvo su personaje de un libro a otro e incluso dentro de este mismo libro me encantó, es algo muy enriquecedor de leer. Es una protagonista muy fuerte, muy plantada, que actúa siguiendo sus impulsos y corazonadas. Ella no es frívola ni analiza mucho sus emociones, es más de actuar y después ver qué pasa.

Los protagonistas masculinos son todo lo que está bien en este mundo (?. El libro pasado era team Roth a muerte, y en este también, pero admito que en ciertas partes Zayne me lo ponía muy difícil, porque era perfecto en todo. En este libro tenemos más escenas donde aparece y me hacía confundir con su dulzura y preocupación, aunque es cierto que a veces se torna muy sobreprotector, lo contrario a Roth cuando aparece de nuevo. Este último sigue siendo un demonio sexy y sarcástico que se roba el libro con su sola presencia. Les juro que las mejores frases salen de boca de este personaje. Ellos también crecieron y evolucionaron mucho, sobre todo Zayne. Pero para despejar dudas, sigo siendo #TeamRoth. 

El resto de los personajes están muy bien descritos y llegan a tener sus momentos para brillar a la par de los protagonistas. Los amigos de Layla me gustaron muchísimo, sobre todo porque se deja ver la importancia que tendrán en el desenlace de esta historia.                                                                                                   De la forma de escribir de Jennifer poco más puedo decir. Tiene la capacidad de crear historias y contarlas de forma magistral. Sé que repite patrones, pero tiene esa fórmula mágica que hace que funcione. La mezcla de un chico malo, una protagonista fuerte y decidida, y algo bastante malo amenazando el mundo siempre funciona. 
Narrado en primera persona desde el punto de vista de Layla el libro se pasa volando porque los capítulos son muy dinámicos y el ritmo no para nunca. En ciertas parte tuve que dejar el libro y seguir respirando porque era mucho lo que estaba pasando. Ni decir tiene que empecé el libro de tarde cuando me llegó y no lo solté hasta terminarlo.

El final me dejó totalmente en ascuas y para mí fue impredecible al 100%. Nunca me imaginé que las cosas iban a ir por ese lado y tampoco puedo imaginar cómo va a terminar todo, no sólo con quién va a terminar Layla -si con Roth o Zayne-, sino la trama general de Guardianes-humanos-demonios. El tercer libro salió el mes pasado en España, así que espero que llegue a Uruguay antes de fin de año. Por cierto, la portada es preciosa, al igual que el interior. Las portadas originales no me gustaron nada, sin dudas Plataforma Neo se lució con las ediciones. 
En resumen, La caricia del infierno es una excelente segunda parte. Con esta continuación descartamos el dicho "las segundas partes no son buenas", porque estuvo incluso mejor que el primer libro. Si no han empezado con esta saga, no duden en hacerlo.

Frases:

"Verás que ser mala no es malo en absoluto..."

"El amor es una criatura extraña que uno cree controlar y comprender, sólo para descubrir después que no era más que una mínima muestra de lo que era en realidad. Y había muchas clases diferentes de amor, eso lo sabía..."

Book-trailer:


-Y más!- 

MUCHAS GRACIAS A LA DISTRIBUIDORA ORIGEN POR MI EJEMPLAR♥

2 comentarios:

  1. Hola, bella. No leí el primero y todavía no sé si lo haré, por lo que paso por arriba hacia el final de tu reseña. Me quedo con lo mucho que te gustó.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofiii, estos libros son de lo mejor, te insisto en que los leas, porque vas a terminar amándolos!
      Ya te dije que te los presto :*
      Un beso!

      Eliminar

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.